Carlos Bermejo: “El objetivo de la Fundación es trabajar por el beneficio del Nalón”

Carlos Bermejo Blanco aún sigue asimilando su cargo como director de la Fundación Marino Gutiérrez. Destila cautela e ilusión; y compagina su nueva responsabilidad, con el aprendizaje del inglés y un `acercamiento` más profundo a las nuevas tecnologías. Recibe a LA CUENCA DEL NALÓN sin prisa y con ganas de charlar, especialmente de lo que supondrá la celebración, este 24 de febrero, de la decimonovena gala de premios de la Fundación que ahora dirige.

Carlos Bermejo, residente de la Fundacion Marino Gutiérrrez

Carlos Bermejo, presidente de la Fundacion Marino Gutiérrrez

¿Cómo valora estos nueve meses al frente de la Fundación Marino Gutiérrez?

Han sido unos meses de despistes, porque me está costando trabajo ir adaptándome al nuevo cargo. Además, somos un `equipo` nuevo y tenemos que ir aprendiendo. No obstante, tenemos el apoyo de todas las personas que han estado aquí hasta ahora. Las bases de la Fundación están establecidas y ahora nuestra intención es mantener esas bases e incorporar aires nuevos y algo de modernidad-

Esta decimonovena edición de los premios tiene cuatro nombres propios: Otín, Susacasa, Reija y Juan María González Uriarte. ¿Podría darnos algún adjetivo que definiera a los premiados?

Antes de hablar de los premiados, me gustaría destacar la labor de los miembros del Jurado, que siempre nos sorprenden para bien. Este año ha habido muy buenas candidaturas y, aunque quiero insistir en que no son unos premios localistas, sí ha habido dos premiados langreanos.

Emma Susacasa (premiada con el premio Valores Humanos y Bienestar Social) es una persona muy humilde; la conozco personalmente y puedo decir que pasa desapercibida, aunque hace muchas cosas.

De la Agrupación de Etnografía y Folclore Reija (premio Verdes Valles Mineros) diría que son constantes, ya que es increíble el tiempo que llevan trabajando, con lo difícil que es mantenerse.

A Juan María González Uriarte (premio Creación, Promoción Social y Desarrollo) lo conozco menos, pero me parece una persona arriesgada, ya que sin ser de nuestra comunidad autónoma ha asumido el riesgo de venir y apostar por un proyecto.

Y de Carlos López Otín, poco más se puede decir, si acaso que, pese a su reconocimiento y su trayectoria, es humilde y discreto.

 

En 2018, la Fundación celebrará la vigésima edición de sus premios, un número tan ´redondo` ¿supondrá alguna celebración especial?

Hombre, es verdad que hay `números` que requieren alguna celebración especial y sí hemos pensado en que la del año que viene tiene que serlo.

 ¿Tiene prevista alguna actividad especial que pueda adelantarse?

Bueno, estamos pensando en alguna cosa, pero aún sin enfoque. Queremos que sea alguna actividad que se desarrolle de manera paralela a la gala de premios.

¿Cómo ha sido el nivel de las candidaturas de las tres categorías: Creación, Promoción Social y Desarrollo; Verdes Valles Mineros; y Valores Humanos y Bienestar Social?

Se han recibido muy buenas candidaturas, aunque cada categoría es diferente. Por ejemplo, la de Creación, Promoción Social y Desarrollo suele ser la más `floja`. De hecho, estamos barajando la posibilidad de ampliar las candidaturas a nivel autonómico (hasta ahora solo se reciben candidaturas de empresas del Alto Nalón). Y la culpa es nuestra, porque quizá no hemos insistido lo suficiente, en dar a entender que no solo se premia a grandes empresas sino también a las pequeñas; y estamos seguros que en los polígonos industriales del Alto Nalón existen varias empresas que se merecen el premio. Deberíamos simplificar el proceso de presentación de candidaturas para generar ilusión.

¿En las otras dos categorías sí se presentan más candidaturas?

Sí, en el caso de Verdes Valles Mineros, por ejemplo, hay candidaturas buenísimas; si aquí hay un problema, es que solo podemos dar un premio. Y en el de Valores Humanos y Bienestar Social pasa algo parecido; cuando conoces a los candidatos te das cuenta de que no hace falta pertenecer a una organización para ayudar a los demás, hay mucha gente anónima que trabaja callada y con discreción.

Carlos Bermejo durante la entrevista con nuestra redactora Sira García

Carlos Bermejo durante la entrevista con nuestra redactora Sira García

Suponemos que la elección del Premio Especial también es complicada…

Sí, porque hay muchas posibilidades (este premio se concede a personas físicas o personas jurídicas, a nivel nacional). Pero, aunque sea un premio en que se elige a nivel nacional, siempre buscamos a personas que representen la `marca Asturias` y la `marca Nalón; y que lo hagan a través del trabajo que desempeñan.

Se habla mucho de los premiados, pero, ¿cuál es la importancia del jurado?

El papel del jurado es importantísimo. De hecho, la elección de este, a la hora de otorgar los premios, siempre da prestigio a la comarca. En nuestro caso, contamos con un jurado formado por 45 miembros, más o menos estables, que se encargan de elegir a los ganadores.

¿Ha habido alguna novedad en el jurado, para esta edición?

Hicimos algunas rotaciones, con gente nueva; pero no quiere decir que quien no haya estado este año no va estar en ocasiones posteriores. Esos cambios quizá hayan generado alguna confusión, pero no vamos a prescindir de nadie, porque contamos con todos. Son solo rotaciones, no sustituciones.

¿Cabe la posibilidad de incluir alguna categoría más en los premios?

No; nos gustaría ampliar las actividades, pero no los premios.

¿Tienen alguna idea en ´pañales`?

Nos interesa programar conferencias, que tengan interés para los beneficios de la comarca. Ese es el objetivo de cualquiera de las actividades de la Fundación.

La primera meta que se marcó cuando estrenó el cargo fue “aumentar los ingresos para potenciar las actividades que ya están en marcha y financiar otras nuevas”, ¿lo han conseguido?

Sí lo hemos conseguido, con dificultades; pero hemos incrementado un poco los ingresos.

 Otro de los objetivos que señaló fue “elevar el prestigio de la entidad”. ¿Cómo se hace eso?

Se mantiene el nivel con trabajo, con nuevas actividades y, sobre todo, con el apoyo de los colaboradores, a los que tengo que darles las gracias; y sobre todo al apoyo de la presidenta (Sagrario Fernández Ariznavarreta), ya que sin ella no seríamos nada.

Además de la gala de premios, otro ´plato fuerte` de la Fundación es el concurso de redacción para jóvenes de 3º y 4º de E.S.O (este año la decimosexta edición). ¿Cómo ha sido la participación?

Esta edición hemos recibido 200 redacciones, de alumnos de Secundaria de 19 colegios de Asturias. La ganadora ha sido Elena Marcos Llana, del colegio Dulce Nombre de Jesús, de Oviedo; y el accésit ha recaído en Elisa Palacios Moreta, del IES Avelina Cerra, de Ribadesella.

Una de las palabras que mejor define la labor de Mariano Gutiérrez, es el altruismo. ¿Cómo vamos de ´altruismo` en el Nalón?

Ahora que trabajo desde `dentro` y conozco los entresijos, me he dado cuenta de que detrás de las organizaciones, los colectivos y las asociaciones, la mayoría de las veces hay mucho trabajo y pocas satisfacciones. Así que, claro que hay altruismo. Antes no conocía lo que había detrás del telón; pero ahora sé que hay un trabajo tremendo.

Queda menos para el día 24 de febrero (día de la gala de los premios). ¿Está nervioso?

 Solo espero que salga todo bien y que la gente que vaya esté a gusto.